Por: Andre Ibañez

Cuando se habla de justicia, comúnmente la primera imagen que nos viene a la mente es la de la diosa griega Themis. Para el mundo de Marvel uno de los personajes más relacionados con este concepto, sin duda, es Mathew Murdock y su alter ego Daredevil. Entre ambos símbolos del concepto de justicia hay varias similitudes.

Themis es representada usualmente con una venda en los ojos, no es coincidencia que Matt sea ciego y que Daredevil lleve puesta una banda que cubre sus ojos. Además, Themis tiene la espada, Matt acude a la ley y Daredevil usa sus puños y bastones, cada uno haciendo uso de sus armas para defender la verdad. Finalmente, Themis posee una balanza como símbolo del equilibrio y la imparcialidad, mientras que Murdock tiene una doble necesidad del equilibrio; una biológica a través de su oído para moverse y pelear, y una de conciencia, equilibrando su vida como abogado y como justiciero.

Ahí es donde ingresamos al dilema entre ser Matt o ser Daredevil. Como abogado cree que el medio para la justicia es la ley, pero luego de determinar que la ley no llega a todos decide hacer justicia por mano propia. Constantemente se encuentra decidiendo entre sus dos vidas, luchando consigo mismo para determinar cuál es la manera correcta de hacer que la justicia prevalezca. La pregunta que se hace continuamente es: ¿la ley es capaz de triunfar sobre cualquier injusticia o cuando el fin es la justicia cualquier medio para hacer que prevalezca está justificado? Una pregunta que no solo corresponde responder a este personaje, sino a todos nosotros.

Ilustración: Daredevil, por Francesco Francavilla (2015)

Imagen